E-LIGHT (IPL+RF)

Es la técnica física que emplea el espectro de la luz en su segmento visible e infrarrojo cercano (500 – 1200 nm). Se utilizan filtros específicos que ajustan este espectro a la longitud de onda necesaria en cada tratamiento. La depilación con los sistemas Láser y Luz Pulsada Intensa (IPL) utilizan potentes fuentes de luz para ofrecer una solución a largo plazo en la eliminación del vello corporal no deseado. Hay una gran variedad de láseres y máquinas IPL las cuales trabajan de diferentes maneras, sin embargo, el principio es el mismo: aplicar una ráfaga fuerte de luz al folículo del vello para dañarlo y evitar su crecimiento en el futuro. El Láser y el IPL pueden ser utilizados para tratar el vello no deseado en la mayoría de las áreas de la cara y el cuerpo tanto en hombres como mujeres. Algunos tipos de piel (muy oscura o bronceada), y ciertos tipos de cabello (incluyendo el pelo rojo y gris), pueden no ser adecuados para este tratamiento.

Antes del Tratamiento

En su primera cita con un profesional deben definir claramente sus expectativas sobre el tratamiento de modo que usted puede averiguar si los resultados que desea se pueden alcanzar. 

Durante el Tratamiento 

Durante el tratamiento de depilación con láser o IPL, el paciente debe usar gafas de seguridad para proteger sus ojos y un producto de refrigeración o gel puede ser rociado sobre la piel de la zona  a tratar para minimizar cualquier incomodidad. La mayoría de los pacientes describen el procedimiento como un poco incómodo, con una sensación de hormigueo o escozor. Debido al ciclo de crecimiento natural del cabello, es necesaria una serie de tratamientos para la depilación láser. Lo mejor es aplicar el tratamiento cuando el folículo piloso se encuentra en fase de crecimiento para maximizar los resultados. Los tratamientos pueden repetirse a intervalos mensuales durante 2 a 7 meses hasta lograr los resultados deseados. En general, se necesitará un mínimo de tres sesiones para lograr un buen resultado inicial.

Recuperación

La depilación con láser o IPL son procedimientos mínimamente invasivos y la mayoría de pacientes puede volver al trabajo inmediatamente después del tratamiento.

Beneficios

La depilación permanente es eficaz en la reducción de la capacidad de los folículos del pelo para producir nuevos cabellos, dando como resultado que el crecimiento del cabello disminuya o se suavice con el tiempo.

Riesgos y Complicaciones 

Los efectos secundarios de la depilación láser varían de acuerdo a su tipo de piel y el tipo de máquina de depilación usada. Inmediatamente después del tratamiento, la piel puede estar un poco inflamada o roja, con una sensación similar a la de la quemadura solar leve durante un día o dos. El pigmento de la piel también puede alterarse, dejando manchas oscuras o claras que poco a poco se desvanecerá con el tiempo.

IPL

Además de para la fotodepilación, está indicada en tratamientos de envejecimiento, problemas de pigmentación, cicatrices de acné, eritemas y rosáceas además de siempre que se quiera mejorar la nutrición de la piel. 

Efectos

Estimula los fibroblastos de la piel favoreciendo así la formación de colágeno. Atenúa el fotoenvejecimiento. La calidad de la piel, la unifica, reduce las impurezas y reaviva el tono.

Contraindicaciones

Tumores y alteraciones patológicas de la piel, cicatrices y queloides, fotosensibilización y tratamientos con fármacos y productos fotosensibilizantes. Embarazo, pieles de los fototipos V y VI, regiones tatuadas o micropigmentadas.

Escribir comentario

Comentarios: 0